La “Guerra” en Bélgica

Bvzvc9xIUAABv5e

 

Si la “Guerra Interna” en Mercedes no se había declarado, formalmente, ya lo está. 

 

Desde las primeras carreras de esta temporada, en donde la superioridad de Mercedes y sus dos pilotos era evidente, la pregunta que todos nos hacíamos era: ¿cuando terminará el ambiente relajado y flexible entre Hamilton y Rosberg?; sin duda, una guerra fría que se vivía en Mercedes que terminó explotando en Bélgica. 

 

El acto de Nico Rosberg se puede analizar desde distintos puntos de vista: yo tengo una, usted tiene otra, el que está en Alemania otra… y así. Pero, el único punto que podríamos tener en común es que la maniobra fue un poco precipitada (vuelta 2) y que, obviamente, se pudo evitar. 

 

Al momento de la redacción de este artículo, está planteada una reunión en Mercedes dentro de 1 hora; tal vez, logren apaciguar el ambiente, pero el daño está hecho y no volverá a ser igual. Algo que me recuerda al incidente entre Webber y Vettel en Turquía 2010, por más bromas que hicieron posteriormente nada volvió a ser igual. 

 

Volviendo al Gran Premio que acabamos de vivir, ha sido una carrera bastante mixta, con picos de intensidad y varios minutos de letargo (lentitud) pero, le podríamos dar un 8/10. Los del podio: Daniel Ricciardo, Nico Rosberg* y Valtteri Bottas han logrado y hecho un buen papel en una de las catedrales de la Fórmula 1, esos circuitos que nunca deberían salir del calendario. 

 

En los pilotos destacados de este fin de semana, hay que incluir a Kimi Räikkönen. Su primera parada lo llevó a la segunda posición y afectado por el rendimiento del Ferrari en los últimos momentos del Gran Premio, perdió el podio; no obstante, ha logrado reaccionar y mantener el ritmo que mostró en Hungría, algo importante para Ferrari que necesita esos puntos para seguir en la lucha por el campeonato (sub-campeonato) de equipos. 

 

Igualmente, podríamos incluir a Sebastian Vettel quien en último momento logró corregir su resultado en una lucha bastante épica entre el alemán, Jenson Button, Kevin Magnussen y Fernando Alonso. En esa lucha, se vio las manos de los cuatro pilotos en plena acción y salió bien librado el de Red Bull. A pesar de esto, ha sido una carrera bastante irregular de Seb, un error en las primeras vueltas que le cedió la posición a Ricciardo y luego con un ritmo regular que le ha lastrado en toda la carrera; dicho ritmo podría ser achacado a la configuración aerodinámica de los coches austriacos, que a la vista, parece que llevaban el ala que usarán en Monza (baja carga aerodinámica), y se vio más que todo en el rendimiento de él y Ricciardo que en el segundo sector eran 1-1.5s más lentos que los Mercedes (Rosberg). Aunque, claramente, Ricciardo ha logrado manejar esta desventaja aerodinámica y de velocidad que le llevó a la victoria.

 

Y para concluir, el primero de la lista de los pilotos que tuvieron una mala carrera, es Felipe Massa; quien, en contraste de su compañero Bottas, ha terminado fuera de los puntos y con un ritmo bastante malo. Igualmente, Lotus que no ha logrado terminar la carrera con ambos coches (el eterno problema con los motores Renault) y los Sauber, que no logran encontrar el punto óptimo que les permita sacar el 100% de su coche.  

Vaya semana se viene en el motorhome de Mercedes…

¿Qué opinión os deja este Gran Premio?, ¿Culpa de Rosberg?, espero sus comentarios. 

 

@AleDBlanco

Anuncios