La “Guerra” en Bélgica

Bvzvc9xIUAABv5e

 

Si la “Guerra Interna” en Mercedes no se había declarado, formalmente, ya lo está. 

 

Desde las primeras carreras de esta temporada, en donde la superioridad de Mercedes y sus dos pilotos era evidente, la pregunta que todos nos hacíamos era: ¿cuando terminará el ambiente relajado y flexible entre Hamilton y Rosberg?; sin duda, una guerra fría que se vivía en Mercedes que terminó explotando en Bélgica. 

 

El acto de Nico Rosberg se puede analizar desde distintos puntos de vista: yo tengo una, usted tiene otra, el que está en Alemania otra… y así. Pero, el único punto que podríamos tener en común es que la maniobra fue un poco precipitada (vuelta 2) y que, obviamente, se pudo evitar. 

 

Al momento de la redacción de este artículo, está planteada una reunión en Mercedes dentro de 1 hora; tal vez, logren apaciguar el ambiente, pero el daño está hecho y no volverá a ser igual. Algo que me recuerda al incidente entre Webber y Vettel en Turquía 2010, por más bromas que hicieron posteriormente nada volvió a ser igual. 

 

Volviendo al Gran Premio que acabamos de vivir, ha sido una carrera bastante mixta, con picos de intensidad y varios minutos de letargo (lentitud) pero, le podríamos dar un 8/10. Los del podio: Daniel Ricciardo, Nico Rosberg* y Valtteri Bottas han logrado y hecho un buen papel en una de las catedrales de la Fórmula 1, esos circuitos que nunca deberían salir del calendario. 

 

En los pilotos destacados de este fin de semana, hay que incluir a Kimi Räikkönen. Su primera parada lo llevó a la segunda posición y afectado por el rendimiento del Ferrari en los últimos momentos del Gran Premio, perdió el podio; no obstante, ha logrado reaccionar y mantener el ritmo que mostró en Hungría, algo importante para Ferrari que necesita esos puntos para seguir en la lucha por el campeonato (sub-campeonato) de equipos. 

 

Igualmente, podríamos incluir a Sebastian Vettel quien en último momento logró corregir su resultado en una lucha bastante épica entre el alemán, Jenson Button, Kevin Magnussen y Fernando Alonso. En esa lucha, se vio las manos de los cuatro pilotos en plena acción y salió bien librado el de Red Bull. A pesar de esto, ha sido una carrera bastante irregular de Seb, un error en las primeras vueltas que le cedió la posición a Ricciardo y luego con un ritmo regular que le ha lastrado en toda la carrera; dicho ritmo podría ser achacado a la configuración aerodinámica de los coches austriacos, que a la vista, parece que llevaban el ala que usarán en Monza (baja carga aerodinámica), y se vio más que todo en el rendimiento de él y Ricciardo que en el segundo sector eran 1-1.5s más lentos que los Mercedes (Rosberg). Aunque, claramente, Ricciardo ha logrado manejar esta desventaja aerodinámica y de velocidad que le llevó a la victoria.

 

Y para concluir, el primero de la lista de los pilotos que tuvieron una mala carrera, es Felipe Massa; quien, en contraste de su compañero Bottas, ha terminado fuera de los puntos y con un ritmo bastante malo. Igualmente, Lotus que no ha logrado terminar la carrera con ambos coches (el eterno problema con los motores Renault) y los Sauber, que no logran encontrar el punto óptimo que les permita sacar el 100% de su coche.  

Vaya semana se viene en el motorhome de Mercedes…

¿Qué opinión os deja este Gran Premio?, ¿Culpa de Rosberg?, espero sus comentarios. 

 

@AleDBlanco

Rosckenheimberg

AUTO-PRIX-GER-F1-HOCKENHEIM-PODIUM

7ª victoria, en su carrera, de Nico Rosberg (Foto cortesía de F1aldia.com)

El fin de semana pasado se desarrolló la décima fecha de la temporada 2014 en el circuito de Hockenheimring. Una carrera bastante entretenida con toques, adelantamientos, toques, fuego y más toques; en donde, el alemán Nico Rosberg logró dominar plácidamente toda la carrera y el 80% del fin de semana (en las libres 2, terminó segundo; en las demás sesiones, primero); cerrando una semana brillante para la nación germana y para el piloto de Wiesbaden.

 

LOS 5 MOMENTOS DE LA CARRERA

5. Toro a la Parrilla, patrocinado por Renault

F1 Grand Prix of Germany

 

El fin de semana Renault presentó par de problemas calientes, y no por la temperatura en pista (que fue bastante alta), si no por par de incidentes con sus motores: el primero, el día viernes con el Caterham de Kamui Kobayashi; el segundo y más espectacular fue el Toro Rosso de Daniel Kvyat (imagen superior). En líneas generales, los coches motorizados por los franceses estuvieron en su línea, con una leve mejora en competitividad de parte de Red Bull.

A continuación, declaraciones de Ricardo Penteado quien es ingeniero de Renault, sobre este incidente:

“Dani ha tenido muy mala suerte en el incidente de la primera parte de la carrera (toque con Checo Pérez) y luego con una retirada tan dramática. Seguimos investigando el problema, pero creemos que ha sido un problema con la combustión que se ha traducido en un incendio de combustible en los tubos de escape”.

 

4. No es el circuito de Massa (faster…)

La carrera de Felipe Massa inició con una buena arrancada, manteniendo su posición (salía por la parte limpia de la pista) y tratando de mantener su línea ante la buena salida de Magnussen; pero, al llegar a la primera curva, cierra su línea de forma agresiva y se encuentra con la rueda del McLaren, generando un toque y posterior vuelco del Williams…

BtEckbnIIAAe6p1

 

… Magnussen pudo seguir, pero el coche del brasileño, además del vuelco, sufrió daños en la suspensión que lo dejaron fuera de la carrera.

En opinión de quien escribe, Massa se pasó de optimista al encarar y cerrar de esa forma la primera curva; a pesar de que el toque se pudo haber evitado si Magnussen hubiese frenado un poco antes, el brasileño manejó como si estuviese solo. Tomando ambas premisas, el inicio de carrera y las posiciones finales, hubiesen sido otras.

¿Qué opinas sobre este incidente?, ¿la culpa fue de Magnussen o de Massa? Deja tu comentario al final de la página.

 

3. El coche de Sutil y el NO SC.

El momento más tenso y con cierta polémica del fin de semana. Adrian Sutil sale descolocado de la última curva y realiza un trompo en donde el motor Ferrari se apaga y, literalmente, muere el coche. Pasaron varios minutos, no había SC y tampoco algún comisario en pista para intentar retirar el Sauber; leyendo el momento y atándose a la lógica (que no se dio), Mercedes llama a Lewis Hamilton a una parada fuera del programa inicial (en mi opinión) y al salir… nada; no había Safety Car.

087_medium

 

Con el SC, el grupo se hubiese compactado (Rosberg tenía una cómoda ventaja con Bottas) y, tal vez, se generara la lucha que estábamos esperando entre Nico y Lewis, éste último con neumáticos frescos; sin olvidar al finladés de Williams quien tenía un buen ritmo.

Un, posible, error de Charlie Whiting al no sacar el SC y arriesgar a los comisarios que lograron sacar el coche, que nos recortó emoción por el podio*.

 

2. Vettel 2 – 1 Alonso

F1 Grand Prix of Germany

 

Sin duda, el momento más trepidante y emocionante de la carrera. Cual partido de fútbol, el tiempo da revanchas y nos repite momentos memorables. Este es uno.

Luego de la magistral lucha en Silverstone, en donde Vettel logró adelantar (y levantar a la multitud que vio esa pelea en pista) al asturiano, estábamos esperando cuando se daría la revancha del español o el “2-0” de Vettel. En Alemania, fue un empate 1-1.

Dejando de lado el fútbol, la primera lucha en pista fue entre ambos y Kimi (en el centro de la imagen), duelo a alta velocidad antes de llegar a la fuerte frenada de la curva 6, tres coches, en paralelo y con poco espacio encaran “Hairpin” dejando por delante al Red Bull, seguido de Alonso y “tercero”, Räikkönen, quien, sin espacio, dio un ligero toque al neumático trasero izquierdo del RB, sin consecuencias.

El “empate”, fue en la segunda parada de Sebastian, en donde al salir de pista con neumáticos fríos, se encuentra por detrás al Ferrari de Alonso que llevaba más tiempo en pista (y que le penalizó para otra parada). Con DRS y la temperatura de las ruedas, el asturiano pasó sin problemas al alemán.

Aplausos para ambos.

2.1 Alonso y Ricciardo, el adelantamiento pendiente.

En las últimas vueltas de la carrera, el asturiano logró adelantar (luego de varias vueltas intentándolo) por la 5ª posición al otro Red Bull, Daniel Ricciardo; quien estuvo a punto de devolver la moneda en la última vuelta, ya que Alonso rodó dicha vuelta en 8va velocidad debido a que no tenía gasolina. Sin duda, una buena carrera de los pilotos que quedaron fuera del podio: Vettel 4º, Alonso 5º, Ricciardo 6º.

 

1. Rosckenheimberg y Hamilton

Como dice el lema de una marca de cauchos: la potencia sin control, no sirve de nada. Esta temporada ha sido excepcional en la carrera de Nico Rosberg, con un buen coche (sacando el lado que muy pocos conocían) ha logrado imponerse, ligeramente, a su compañero Hamilton. Dejando de lado el juego mental que ejerce el británico, se ha tomado los “ataques” de buena forma y respondiendo en pista, como debe ser. Las palabras sobran para resumir su carrera.

 

Mención especial, también, para Lewis Hamiton; quien logró una brillante remontada que le permite recortar los daños de la mala posición de salida. Temporada de ensueño para el dúo de Mercedes.

493_medium

 

Algunos datos…

– Podio número 300 para Williams, de la mano de Valtteri Bottas.

– Primera temporada de Sebastian Vettel (en Red Bull) que no logra una victoria o pole position al llegar a la décima carrera

– Cuarta victoria de la temporada para Nico Rosberg, que mantiene la primera posición en el campeonato de pilotos.

– Fernando Alonso y Nico Hulkenberg se mantienen como los pilotos que han sumado puntos en  las carreras realizadas esta temporada.

 

* Sabemos que últimamente el coche de seguridad se ha sacado hasta por el más minúsculo incidente, podría decir que hasta cierto punto fue buena decisión, pero al arriesgar a los comisarios de esa forma y en plena recta de meta… par de vueltas con el coche de seguridad hubiese sido suficiente.

Las imagenes han sido tomadas de F1aldia.com, f1fanatic.co.uk y de la recopilación del autor Gabriel Romero. 

 

Sígueme en Twitter, @AleDBlanco.

Renault, ¿el próximo Cosworth?

Renault   Cosworth, empresa británica especializada en fabricación de motores para vehículos de competición, en su última experiencia en la F1 (con los V8, entre 2010 y 2011) mostró de que si no tienes un buen motor con una buena fiabilidad y una más que respetable velocidad, simplemente te quedas sin clientes.

A pesar de la experiencia reciente, Cosworth fue una empresa con un buen palmarés entre 1967 y 1983, con más de 155 victorias, varios campeonatos de pilotos y constructores; pero, a partir de 1984 hasta 2006 sólo lograron 26 victorias con un campeonato de pilotos como motorista: en 1994, con un tal Michael Schumacher (#KeepFightingMichael). Resumiendo estas estadísticas, podríamos decir que todo motorista tiene una época dorada y una época en donde, por más evoluciones (que en ese momento el régimen de evolución era más flexible que el actual) no da “pie con bola”, es decir, no encuentra la fórmula que los lleve de nuevo al máximo cajón de ganadores.

Ahora, volviendo un poco a la realidad y al núcleo de este artículo: Renault. Haciendo una división de lo que fue Renault-equipo con, lo que es actualmente, Renault-suministrador de motores, haciendo especial referencia al último.

 

Los inicios son difíciles… pregúntele a Renault

Año 1906, se corría el Gran Premio de Francia y, vaya que casualidad, el equipo francés Renault logra su primera y única victoria en más de 70 años, pues, se retiró por el periodo anteriormente mencionado. Renault, como equipo y motorista, vuelve en 1977 pero con unos dos años iniciales espantosos, hasta el Gran Premio de Sudáfrica de 1979, en donde Jean-Pierre Jabouille consiguió la primera victoria del equipo en su vuelta a la competición, logrando borrar, parcialmente, el titulo de tetera amarilla que se ganó por su nula fiabilidad. No es hasta 1982 donde el equipo logra consolidarse con Alain Prost, consolidación que fue fugaz ya que en 1986 se centró en hacer motores.

Haciendo un salto en el tiempo, luego de una época de 7 años dorados (1990-97), se retira parcialmente en 1997 (sigue como motorista, pero las unidades eran rebautizadas con otros nombres);  para luego volver en 2002, otra vez, haciendo llave equipo-motorista. La historia desde ese momento hasta estos tiempos, la conocemos: Alonso bicampeón, debacle, y, como cosa rara, venta del equipo, otra vez.

Como vemos, la vuelta de Renault está marcada por dos años de transición o adaptación, en donde los resultados y la fiabilidad no van de la mano. Decisiones e indecisiones que no logran consolidar el rol de la marca: equipo y motorista, motorista solamente, equipo-motorista…

 

Renault Sport F1

Esto, es lo que existe hoy. Desde el año 2011, Renault se centró, otra vez, en solo construir motores. El dúo que creó con su equipo cliente principal (Red Bull) le llevó a lo que no había logrado desde 2006: campeonato de pilotos y constructores de forma más que contundente por 4 años consecutivos; estuvo a un año de igualar el mejor momento del dúo Schumacher-Ferrari (2000-2004) de cinco campeonatos consecutivos. Además de esos cuatro campeonatos, logró una buena fama de motor rendidor, con buena fiabilidad (con sus detalles, pero que Red Bull logró resolver) y estable. Pero, su único problema era la velocidad, cuestión que no existió en las más que contundente victorias en Monza y Spa de la mano de Sebastian Vettel.

Como dicen, todo lo que sube, vuelve a bajar. Y, como un deja vú, el inicio de la nueva era de motores V6 turbo con la maraña tecnológica que trae consigo, muestran la difícil adaptación de la marca francesa a los cambios en motores, afectando a sus clientes y a la propia marca. El año 2014 marcó un nuevo inicio. Año bastante esperanzador para la compañía del rombo: tres clientes que pagarían por su motor, que es el más caro de la parrilla.

El inicio de la pre-temporada cayó como un balde de agua helada en los franceses: motor que no rodaba, se chamuscaba; problemas eléctricos, refrigeración… todos los problemas que usted se puede imaginar en un motor le ocurrió a los equipos clientes de Renault. Desde ese momento para acá, las cosas han cambiado para bien y, en otros aspectos, no tanto. La fiabilidad ha mejorado pero sigue siendo un motor lento y caro, último aspecto que está sobre la palestra actual debido a los altos costes en la competición. Error número 2 (mantener un motor caro con los problemas que tiene).

 

Lo que se viene

Viendo la peor temporada, Lotus no aguantó a llegar a la mitad de temporada y el año que viene será motorizado por Mercedes. Un cliente menos para los franceses, que pueden estar feliz por un solo aspecto: pueden trabajar más para su cliente principal: Red Bull, pero… (Todo tiene un pero)

Caterham, el equipo menor, se ha rumorado que está en venta; principalmente, por problemas financieros de su “holding” Tony Fernandes. Que si, que no… lo principal es que si está en venta (el que venga) viendo que los motores Renault no son fiables (y caros), recortará ese gasto por otro motor más barato y más veloz. Yo no lo dudaría. Un posible cliente menos…

Red Bull, el principal cliente y al que hay que satisfacer por su sed de victorias y campeonatos. El que más crítica ha lanzado, sin piedad, a la marca. Basado en los rumores, está en conversaciones con Honda para ser motorizado en el mediano plazo por los japoneses, igualmente se habló de Volkswagen (un nuevo motorista) o Mercedes, pero estos últimos dos fueron desmentidos por Helmut Marko y por un portavoz de Volkswagen.

También, el propio Helmut Marko, dijo que Red Bull estaba pensando en hacer sus propios motores, algo que veo bastante difícil.

Teniendo las manos atadas por la FIA, la marca francesa no puede hacer mucho para cambiar su situación de una carrera para otra.

¿El futuro de Renault depende de esta temporada? Yo diría que sí.

¿Renault repetirá su historia?, ¿será el próximo Cosworth? Veremos a final de temporada… ¿qué opina usted?

 

@AleDBlanco