Las Mentes de la Velocidad (1ra Parte).

Este no es un artículo sobre velocidad mental, ni sobre gente que saca muchas operaciones matemáticas por minuto; hablamos de aquellas mentes que han definido lo que es la Fórmula 1 moderna: Los genios detrás de la velocidad.

En esta primera entrega de una serie de artículos sobre el tema, menciono a los que considero han sido los mayores genios en el campo gerencial de la F1. Porque el campeonato no sólo se gana al volante, ¡también desde el escritorio!

Ross Brawn, El Mago.

images

Este señor ha hecho lo que ha querido en la F1. Siendo el director técnico de Ferrari entre 1997 y 2006, nadie pone en duda su gran responsabilidad en los 5 campeonatos de Michael Schumacher y Ferrari en aquellas épocas de absoluta dominación roja.

Más adelante, recibe un equipo regalado, que bautiza con su nombre e inmediatamente lo lleva al campeonato, junto a su piloto estrella, Jenson Button en la división de los pilotos.

No olvidemos su trabajo reciente con Mercedes, ya que aunque ahora no esté activo en el oficio, estamos viendo su legado esta temporada.

De Brawn impresiona su genialidad en la parte técnica, para dirigir el diseño de los vehículos más veloces de la temporada, pero además, su talento para saber adaptar esos diseños al estilo del piloto, de manera que éste se sienta tan cómodo con su máquina que sólo se preocupe por ganar.

 

Flavio Briatore, el Lobo del Paddock.

flavio_briatore_0Cuando uno busca “Flavio Briatore” en la Internet, no hay una sola foto suya en la que no esté acompañado de hermosas supermodelos. Por eso he decidido colocarle ese título a este multimillonario italiano, que tanto nos recuerda al personaje interpretado por Di Caprio en “El Lobo de Wall Street”.

Briatore, astuto hombre de negocios, decidió combinar sus dos pasiones, la velocidad y el dinero, al incorporarse como director comercial de Benetton, por allá a comienzos de los 90. Fue una importante pieza a la hora de impulsar la carrera de Michael Schumacher y el principal responsable de llevar a Fernando Alonso a la gloria unos 10 años después. Saldría de la F1 por la puerta trasera, de manera muy similar a su alter ego de Wall Street, con serios problemas legales, aunque luego fue capaz de remediar la situación en gran medida.

Lo más admirable de Briatore es su olfato para los campeones. Además, es un hombre que aunque no siempre contaba con los mejores recursos de la gran carpa formulera, fue capaz de darnos excelentes espectáculos, aprovechando al máximo  lo que tenía a su alcance.

En la siguiente entrega le contaré mis opiniones sobre Jean Todt y Adrian Newey. ¡Nos leemos la próxima semana!

 

Anuncios

2 comentarios en “Las Mentes de la Velocidad (1ra Parte).

  1. Ross ha sabido demostrar su genialidad a lo largo de su trayectoria, en Ferrari hizo un trabajo buenísimo , luego compró un equipo de formula uno por 1 euro la Honda Racing F1 y supo diseñar un coche ganador conquistando los dos mundiales.El invento del doble difusor fue un golpe de genio ! el año siguiente vendió el equipo a mercedes por 170 millones de dólares 😉
    Briatore no es un genio de la ingeniería pero supo adaptar su gran talento en los negocios a la fórmula uno. Supo rodearse siempre de gente ganadora fichando los mejores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s