Renault, ¿el próximo Cosworth?

Renault   Cosworth, empresa británica especializada en fabricación de motores para vehículos de competición, en su última experiencia en la F1 (con los V8, entre 2010 y 2011) mostró de que si no tienes un buen motor con una buena fiabilidad y una más que respetable velocidad, simplemente te quedas sin clientes.

A pesar de la experiencia reciente, Cosworth fue una empresa con un buen palmarés entre 1967 y 1983, con más de 155 victorias, varios campeonatos de pilotos y constructores; pero, a partir de 1984 hasta 2006 sólo lograron 26 victorias con un campeonato de pilotos como motorista: en 1994, con un tal Michael Schumacher (#KeepFightingMichael). Resumiendo estas estadísticas, podríamos decir que todo motorista tiene una época dorada y una época en donde, por más evoluciones (que en ese momento el régimen de evolución era más flexible que el actual) no da “pie con bola”, es decir, no encuentra la fórmula que los lleve de nuevo al máximo cajón de ganadores.

Ahora, volviendo un poco a la realidad y al núcleo de este artículo: Renault. Haciendo una división de lo que fue Renault-equipo con, lo que es actualmente, Renault-suministrador de motores, haciendo especial referencia al último.

 

Los inicios son difíciles… pregúntele a Renault

Año 1906, se corría el Gran Premio de Francia y, vaya que casualidad, el equipo francés Renault logra su primera y única victoria en más de 70 años, pues, se retiró por el periodo anteriormente mencionado. Renault, como equipo y motorista, vuelve en 1977 pero con unos dos años iniciales espantosos, hasta el Gran Premio de Sudáfrica de 1979, en donde Jean-Pierre Jabouille consiguió la primera victoria del equipo en su vuelta a la competición, logrando borrar, parcialmente, el titulo de tetera amarilla que se ganó por su nula fiabilidad. No es hasta 1982 donde el equipo logra consolidarse con Alain Prost, consolidación que fue fugaz ya que en 1986 se centró en hacer motores.

Haciendo un salto en el tiempo, luego de una época de 7 años dorados (1990-97), se retira parcialmente en 1997 (sigue como motorista, pero las unidades eran rebautizadas con otros nombres);  para luego volver en 2002, otra vez, haciendo llave equipo-motorista. La historia desde ese momento hasta estos tiempos, la conocemos: Alonso bicampeón, debacle, y, como cosa rara, venta del equipo, otra vez.

Como vemos, la vuelta de Renault está marcada por dos años de transición o adaptación, en donde los resultados y la fiabilidad no van de la mano. Decisiones e indecisiones que no logran consolidar el rol de la marca: equipo y motorista, motorista solamente, equipo-motorista…

 

Renault Sport F1

Esto, es lo que existe hoy. Desde el año 2011, Renault se centró, otra vez, en solo construir motores. El dúo que creó con su equipo cliente principal (Red Bull) le llevó a lo que no había logrado desde 2006: campeonato de pilotos y constructores de forma más que contundente por 4 años consecutivos; estuvo a un año de igualar el mejor momento del dúo Schumacher-Ferrari (2000-2004) de cinco campeonatos consecutivos. Además de esos cuatro campeonatos, logró una buena fama de motor rendidor, con buena fiabilidad (con sus detalles, pero que Red Bull logró resolver) y estable. Pero, su único problema era la velocidad, cuestión que no existió en las más que contundente victorias en Monza y Spa de la mano de Sebastian Vettel.

Como dicen, todo lo que sube, vuelve a bajar. Y, como un deja vú, el inicio de la nueva era de motores V6 turbo con la maraña tecnológica que trae consigo, muestran la difícil adaptación de la marca francesa a los cambios en motores, afectando a sus clientes y a la propia marca. El año 2014 marcó un nuevo inicio. Año bastante esperanzador para la compañía del rombo: tres clientes que pagarían por su motor, que es el más caro de la parrilla.

El inicio de la pre-temporada cayó como un balde de agua helada en los franceses: motor que no rodaba, se chamuscaba; problemas eléctricos, refrigeración… todos los problemas que usted se puede imaginar en un motor le ocurrió a los equipos clientes de Renault. Desde ese momento para acá, las cosas han cambiado para bien y, en otros aspectos, no tanto. La fiabilidad ha mejorado pero sigue siendo un motor lento y caro, último aspecto que está sobre la palestra actual debido a los altos costes en la competición. Error número 2 (mantener un motor caro con los problemas que tiene).

 

Lo que se viene

Viendo la peor temporada, Lotus no aguantó a llegar a la mitad de temporada y el año que viene será motorizado por Mercedes. Un cliente menos para los franceses, que pueden estar feliz por un solo aspecto: pueden trabajar más para su cliente principal: Red Bull, pero… (Todo tiene un pero)

Caterham, el equipo menor, se ha rumorado que está en venta; principalmente, por problemas financieros de su “holding” Tony Fernandes. Que si, que no… lo principal es que si está en venta (el que venga) viendo que los motores Renault no son fiables (y caros), recortará ese gasto por otro motor más barato y más veloz. Yo no lo dudaría. Un posible cliente menos…

Red Bull, el principal cliente y al que hay que satisfacer por su sed de victorias y campeonatos. El que más crítica ha lanzado, sin piedad, a la marca. Basado en los rumores, está en conversaciones con Honda para ser motorizado en el mediano plazo por los japoneses, igualmente se habló de Volkswagen (un nuevo motorista) o Mercedes, pero estos últimos dos fueron desmentidos por Helmut Marko y por un portavoz de Volkswagen.

También, el propio Helmut Marko, dijo que Red Bull estaba pensando en hacer sus propios motores, algo que veo bastante difícil.

Teniendo las manos atadas por la FIA, la marca francesa no puede hacer mucho para cambiar su situación de una carrera para otra.

¿El futuro de Renault depende de esta temporada? Yo diría que sí.

¿Renault repetirá su historia?, ¿será el próximo Cosworth? Veremos a final de temporada… ¿qué opina usted?

 

@AleDBlanco

Anuncios

Un comentario en “Renault, ¿el próximo Cosworth?

  1. Desde siempre la formula va por ciclos… sean constructores o motoristas hay momentos buenos y malos. .Creo que Renault en todo estos años ha demostrado ser muy competente. Los equipos que han beneficiado hasta ayer de Renault ahora critican demasiado. . Lotus por ejemplo tiene muchos problemas pero porqué no le pasa lo mismo a RedBull y Caterham? Está claro que este año Renault no hizo las cosas bien , y entiendo que lo que importa es el presente y no lo que pasado,pero creo que los motoristas franceses sabrán reaccionar y ponerse otra vez a sus niveles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s